HTC

HTC ONE M8

Lo primero que toca mencionar es que la diagonal aumenta de las 4.7 pulgadas del modelo del año pasado a las 5 pulgadasLa densidad de 441 ppp es más que suficiente para no apreciar píxeles y tener el detalle que tanto nos gusta en todo lo que vemos en la pantalla, ya sea vídeo, fotos o puro texto.

El panel sigue siendo un SuperLCD3 (protegido por Gorilla Glass 3), símbolo ya de los últimos HTC. ¿Por qué cambiar si ha dado muy buen resultado? El brillo es ligeramente mejor que el modelo del año pasado, situándose en los 490 nits, un valor que lo coloca entre los mejores del mercado.

Es la cámara de smartphone más rápida del mercado, tanto en el enfoque, realmente veloz, como en la toma de fotografías. Hay de hecho una ráfaga de unas 5 fotos por segundo hasta máximo de 20, pudiendo elegir a posteriori la mejor toma nosotros mismos o dejar la decisión para el terminal.

Se ve bien en exteriores, la reproducción del color es fiel sin exagerar la saturación y la respuesta al tacto es agradable y perfecta, muy rápida. El ajuste automático del brillo funciona también sin que hayamos apreciado problemas.

HTC tiene un buen historial de terminales atractivos. Podemos decir que el nuevo HTC One M8 es continuista respecto al M7 de 2013. Diseño casi idéntico y acabado metálico como seña de identidad. Ese es el objetivo de HTC: ofrecer en el ecosistema Android el smartphone con mejor acabado, premium muy por encima ahora mismo de cualquier rival.

Más protagonismo tiene el sonido en este HTC One. Ya sin Beats de por medio, toma el relevo a nivel comercial el sistema BoomSound, que une unos altavoces bien colocados y acabados en el frontal, con un mejorado amplificador que ofrece sonido más rico en matices y una potencia un 25% superior al One M7.

2600 mAh para un terminal de 5 pulgadas, como ves en la tabla de arriba, no parece una cifra prometedora, pues todos sus rivales menos el Nexus 5 le sacan ventaja. Pero es un error pensar así porque la combinación de pantalla y procesador 801 de Qualcomm consigue que podamos incluso alargar el uso de este terminal a más de un día, siempre dependiendo del uso que demos al equipo.

El nuevo HTC One M8 es casi clavado al One M7, pero con incluso mejor acabado. ¿Es posible? Pues sí. Menos en el borde superior, donde va el botón de encendido que hace las veces de emisor IR, y tiene la ventana al mundo exterior la conectividad del terminal, todo el cuerpo del HTC One M8, incluidos los bordes, es de aluminio. Eso nos lleva a contaros que el peso de este terminal aumenta hasta los 160 gramos, también motivado por la subida de 0.3 pulgadas en su pantalla.

El nuevo One tiene certificación IPX3, lo que se traduce en que podremos usarlo bajo la lluvia o cogerlo con las manos mojadas al salir de la piscina o el baño, pero no está preparado para resistir de serie la inmersión, al contrario que el S5 o el Z2.

Especificaciones Técnicas
Dimensiones físicas 146,4 × 70,6 × 9,4 milímetros, 160 gramos
Pantalla SuperLCD3 de 5 pulgadas
Resolución 1080p (440 ppp)
Procesador Qualcomm Snapdragon 801, quad-core a 2,3 GHz
RAM 2 GB
Memoria 16 GB ampliable con microSD
Versión software Android 4.4.2 (KitKat) con capa Sense 6
Conectividad LTE, NFC, WiFi 802.11ac, BT 4.0 LE
Cámaras Principal de 4 MP (Ultrapixel) con sistema Duo Camera Flash LED (Secundaria de 5 MP y angular)
Batería 2.600 mAh (no extraíble)
Precio El oficial es de 729 euros
  • Batería 90%
  • Pantalla 90%
  • Diseño 100%
  • Cámara 80%
  • Rendimiento 90%